lunes, 31 de marzo de 2014

Guy de Maupassant. Cuentos. Mención especial a Bola de sebo.

   
He aquí una nueva reseña de un autor que acabo de descubrir, guiado como siempre por las recomendaciones de otros escritores, en este caso a partir de Patricia Highsmith, sí, oídlo sus fans, Patricia fue lectora fanática de Guy.
      Antes de abordar la lectura de sus cuentos leí una pequeña biografía que me resultó tan endiabladamente dramática como la mejor novela decimonónica. Su vida es complicada, como su carácter, sumamente excéntrico, libertino y extrovertido, lo que hace extrañar a propios y extraños cómo tuvo tiempo para escribir tanto en tan poco tiempo. Guy de Maupassant murió en 1893, a los 43 años, culminando un proceso de locura al que lo llevó una sífilis contraída en sus innumerables aventuras eróticas, y fue a lo largo de los últimos 10 cuando publicó prácticamente su ingente obra: 7 novelas, 3 obras de teatro, varios libros de viajes y crónicas, así como innumerables artículos y, sobre todo, 17 libros de cuentos escritos para los periódicos con una inventiva asombrosa.
            También esta biografía me hizo reflexionar sobre un hecho que me sangra, que para un escritor tener un padrino resulta fundamental, y mientras más reconocido éste sea mucho mejor. Guy tuvo a su lado ni más ni menos que a Flaubert. No quiero ni imaginarlo, pero de no haber tenido semejante padrino, es más que probable que nos hubiéramos perdido su prosa. ¿Cuántos otros autores no nos habremos perdido?, ¿cuánta bazofia llena las estanterías de las librerías debido al apadrinamiento de mediocridades? Es lo que hay, no queda más que adaptarse, pues esto sucedió ayer, sucede hoy y sucederá mañana. De todas maneras, si acaso ustedes, que me leen, se dedican al mecenazgo o cuando menos conocen a un buen padrino, ¡recomiéndenme por favor!.
            ¡Fuera bromas! Flaubert luchó contra viento y marea por proteger a su favorecido libertino, cuando solamente él atisbó el genio que llevaba dentro. Otros amigos de Flaubert trataron incluso de hacerle ver su equivocación, y en verdad que después de la publicación de su primer relato importante, Bola de sebo, algunos de ellos tuvieron a bien retractarse y reconocer su talento, entre ellos Turgueniev.
            Reconozco que de no haber sido Bola de sebo uno de los primeros relatos que leí de Guy de Maupassant, tal vez hasta hubiera abandonado presto su lectura. Guy hubiera pasado para mi sin pena ni gloria, como uno de esos escritores de escenas un tanto grotescas como es el caso del relato La mano disecada. Pero Bola de sebo es un relato que consideraré siempre entre esos 4 o 5 mejores relatos que jamás leí, y haber topado con él ya merece la mayor de las penas. Consta de casi 50 páginas, relato extenso pues, que merece la pena, y mucho, leer. Luego supe que John Ford se inspiró en él para rodar la diligencia, y también averigüé la influencia de Guy en Chejov y Clarín, y que muchísimos de sus cuentos han sido llevados al teatro y a la gran pantalla, ¡más de 100!.
            ¿Os hacen falta más motivos para acercaros a este clásico? La verdad que allá cada cual con sus lecturas, yo prefiero leer a aquellos autores inmortales que una vez leídos tengo la seguridad que volveré a leer. ¿Y vosotros?, ¿leéis a los clásicos?


P. D. Con estas preguntas finales hago un guiño a Mientras Leo y su blog Entre montones de libros.

4 comentarios:

  1. Sí, leo a los clásicos. Y confieso que no conocía estos relatos del autor. Leí hace siglos "Bel Ami" sin que terminara de impactarme demasiado. Después de tu entusiasmo con los relatos, quizás me anime a leer alguno. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ojo Marisa, porque lo mismo que te recomiendo Bola de Sebo, te digo que no me han gustado la gran mayoría de relatos de Guy. Probablemente de 20 salvo 2 o 3 de la quema. Eso sí, Bola de Sebo es de lo mejor que he leído jamás. Bel Ami pensaba leerlo, pero entre que sus relatos me dejaron un poco despistado y que ahora me dices que te dejó indiferente, lo dejaré pasar
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que conozco bastante bien la obra de Guy de Maupassant. Hace, creo recordar, quince o veinte años que me leí parte de su obra. Por cierto Rubén Angulo te recomiendo que leas "El Horla" es lo incognoscible que ronda en torno al hombre, pero también el reflejo de los fantasmas que habitan su cerebro. Excelente relato. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por esa recomendación Paulino. No dudes que la seguiré, aunque ahora estoy enfrascado en más y más lecturas :-) De hecho pronto releeré Bola de sebo y supongo bucearé un poco más en el autor.
      Gracias por tu aporte.
      Un abrazo

      Eliminar