Yo también escribo


Fiel a su estilo Rubén trata de atrapar al lector alejándole de los cómodos cauces que horada el best-seller. Rubén prefiere sugerir antes que explicar, prefiere confundir al lector y obligarle a rellenar los espacios vacíos que va dejando como trampas en el camino.

Elvira comparte protagonismo con un hombre del que no sabemos ni siquiera el nombre, ¿o sí? Desconcertante mezcla de realidad y ficción, de erudición y sarcasmo, donde la ordinariez más aberrante queda retratada con una prosa refinada y concisa.

Son solamente cien páginas, dos horas en tiempo real. Un hombre sepultado bajo un montón de palés en el sótano de un psiquiátrico se debate furiosamente entre la vida y la muerte. Dolor, arrepentimiento, culpa, ¿locura o cordura?








Sinopsis:
César se traslada a Logroño para trabajar en un encargo, una novela corta relacionada con el mundo del vino. En su lucha contra el pánico al papel en blanco, la vieja casa que alquila en el casco antiguo de la ciudad toma protagonismo: sucesos inusuales, una caja repleta de cartas y fotografías de antigüedad relativa. Trabaja en ellas con la esperanza de que le sirvan de arranque para su novela, pero un descubrimiento inaudito será acicate para profundizar en la investigación de la familia que habitó la casa antes que él. Las que en un principio parecían ser cartas sencillas, tienen un remitente fuera de lo común. Un fenómeno paranormal, la escritura automática, entra a formar parte de la trama.
Al mismo tiempo que César avanza en la escritura de la novela, trata de averiguar en lo posible la historia de la familia que habitó aquella casa. Los sueños se suceden como peldaños de una escalera, en un crescendo onírico que termina con la confluencia de lo personal y lo imaginado. ¿Es César, es el escritor, o es la casa la que trata de ejercer influencia?
Dos mujeres vendrán a complicar la trama, y un erotismo diferente, tan desconcertante como visceral, entra en escena. Al final, y gracias a la literatura, César alcanza el equilibro. En cambio el misterio de la casa se muestra insoluble, y sin embargo, de manera insólita, la vida del protagonista se entremezcla con la de la familia que habitó la casa, y así se nos desvela La escritura necesaria, una escritura sui generis que encierra en un círculo perfecto pasado, presente y futuro.

Es posible encontrar múltiples reseñas en la web, de blogs de larga trayectoria, a través de google.

1 comentario: